Blog

Javi Diez

Javi Diez de Mägo de Oz, entrevista con el responsable de la música de Wincars Racer

Desde el primer día en que Wincars Racer empezó a tomar forma como proyecto ya teníamos claro que la música iba a tener una gran importancia. Aunque sinceramente, por aquel entonces no podíamos imaginarnos que íbamos a poder contar con el trabajo de un profesional de la altura de Javi Diez, en cuyo currículum destaca el ser el teclista actual de la banda Mago de Öz.

 

¿Qué tiene en común un músico de una banda famosa de rock con el mundo de los videojuegos? Javi nos cuenta su historia…

 


-¿En qué momento decidiste  que querías ser músico?, ¿fue escuchando a algún grupo de música en particular?

 

No creo que lo decidiera yo, no sabría bien cómo explicarlo. De niño la música era de las pocas cosas que siempre me hacían sentir bien, así que me refugiaba en ella constantemente. Supongo que una cosa llevó a la otra.

 

-Aprovechando que te preguntamos por tus inicios, ¿nos podrías decir cuáles eran tus grupos y estilos musicales favoritos entonces?, ¿y ahora?, ¿han variado mucho tus influencias con el paso de los años?

 

Lo primero que recuerdo es escuchar a Dire Straits en el coche de mi padre cuando yo era muy pequeño, de ahí a Michael Jackson y Queen por mi cuenta. Creo que nunca he tenido un estilo musical predilecto, siempre me ha gustado escuchar todo lo que pasaba por mis manos. Es como sólo comer helado de vainilla toda tu vida, sin probar nunca ningún otro sabor. Si hay una banda que me ha marcado por encima del resto y que cambió para siempre mi forma de entender la música, esa es sin duda alguna Dream Theater.

 

-Y los videojuegos… ¿recuerdas tu primera experiencia con ellos o al menos los primeros títulos a los que les diste duro?

 

Recuerdo que de camino al colegio había un bar con la recreativa de Double Dragon, y siempre que pasaba por allí me quedaba embobado mirando aquella máquina. Mi primera consola fue una NES (que actualmente tengo en mi salón al lado de la Playstation 4) cuando tenía nueve años, aunque siempre fui mucho más de Pc. Recuerdo perfectamente el Monkey Island y como nos íbamos del colegio el viernes para pasar el fin de semana pegados al ordenador, sólo para llegar el lunes a clase de nuevo y ver que todos estábamos atascados en puntos diferentes de la historia.

 

La canción que te daba la bienvenida al mágico mundo creado por Ron Gilbert, Tim Schafer y Dave Grossman

-Lo habitual en los chavales es que anden con videojuegos desde bien pequeñitos y que el interés por la música les surja algo más tarde… ¿fue así también en tu caso?

 

Si y no, porque los videojuegos me llamaron la atención en cuanto los descubrí pero la música estuvo conmigo desde mi primer recuerdo, casi podría dejarlo en empate.

 

-¿Qué juego fue el culpable de que te empezaras a fijar en serio en su aspecto musical?

 

Ya lo hemos citado antes, el Monkey Island. Es impresionante ver cómo han pasado los años y el tema sigue siendo un icono del mundo de los videojuegos, su tema principal sigue siendo versioneado cada año. También recuerdo que me impresionó la música de la recreativa Bad Dudes vs Dragon Ninja, en concreto el tema de la segunda fase. Tanto fue así, que le hicimos una versión hará un par de años, la cual está colgada en mi perfil de SoundCloud.

 

La version de Javi Diez del clásico de Bad Dudes vs Dragon Ninja

Y la version original del tema

-La siguiente es más una reflexión que una pregunta. También afecta a otras profesiones involucradas en el desarrollo de un videojuego como los testers o incluso los perfiles artísticos: ¿Es el músico también un desarrollador de videojuegos?, ¿cuál es tu opinión al respecto?

 

Todo lo que ocurre durante la creación de un juego condiciona de una manera u otra a lo que vendrá después. No creo que desarrollador sea la palabra adecuada pero si considero que la labor del músico influye muchísimo en el resultado final. Un gran juego con una gran banda sonora es una delicia, un gran juego con una banda sonora pobre siempre será peor se mire por donde se mire.

 

-¿Cómo surgió la colaboración con Wincars Racer?

 

Pues yo estaba buscando la oportunidad de ponerle música a un juego por primera vez, y Fernando Ortega (de MadeinSpainGames y a quién estoy muy agradecido) me ofreció la posibilidad de hacer una especie de “casting” coincidiendo con la Madrid Games Week del año pasado, donde varios desarrolladores indies optarían a que yo les hiciera la música. Lo realmente difícil fue decidirme, me encantaban todos los juegos que vi, pero en Wincars Racer sentí que me iba a sentir muy cómodo al ser un primer trabajo y saber bien cómo encararlo, así que me decidí por él.

 

games rock music

¡Os costará trabajo volverle a ver con una camiseta blanca!

-Cómo enfocas la composición de la música para un videojuego a la hora de trabajar, ¿en qué se diferencia con tu trabajo en bandas de rock y tus demás facetas como músico y productor?

 

Pues básicamente en que cuando trabajo con bandas de rock somos un equipo que funciona junto, y como productor estoy yo solo y la responsabilidad recae completamente sobre mí. En el caso de un juego, necesito jugarlo y que me enganche para saber, como músico y gamer, que necesita ese juego y como se lo puedo aportar.

 

Por ejemplo, como Wincars Racer estaba en una fase muy precaria cuando empecé, componía temas y los probaba en otros juegos de carreras. Cuando un tema me hacía no levantar el dedo del acelerador es que iba por buen camino.

 

Ya no hace falta escuchar las canciones de Javi con imágenes de otro juego, aquí tenéis su tema Burning Wheel en el tráiler de Wincars Racer

-¿Cuáles son tus juguetes musicales favoritos en el estudio? Instrumentos reales, sintetizadores, librerías de audios o cualquier otra cosa…

 

Lo único que necesito siempre es un teclado contrapesado, el tacto del piano es algo que echo de menos al segundo de no tenerlo. Tampoco podría trabajar sin el Omnisphere de Spectrasonics, lo utilizo muchísimo. De igual manera me gusta tener en casa cuantos instrumentos pueda tocar, el próximo proyecto es echarle mano a un violín, el tiempo lo dirá.

 

-Conseguir equilibrar el trabajo y la vida personal siempre es difícil en la vida de un profesional creativo. ¿Hay algo que hagas en tu día a día que te ayude a mantener este equilibrio? ¿Cuáles son los próximos proyectos de Javi Diez?

 

Intento correr todos los días y tomarme siempre mi tiempo para echar una partida por las noches, cuando el día termina. Intento ayudar al cerebro a desconectar del trabajo para poder descansar bien, y en eso los videojuegos siempre han sido muy efectivos.

 

Ahora mismo estamos grabando el Finisterra Opera Rock con Mägo de Oz, celebrando los quince años del Finisterra original que en su día catapultó a Mägo a su época más próspera. Este año debería ver la luz el tercer disco de Arwen, banda de la que soy miembro desde hace más de diez años. Tras Wincars Racer seguiré buscando videojuegos a los que ponerle música y, en un futuro un poco más lejano, estrenaremos un espectáculo tributo a Michael Jackson que se lleva cociendo ya bastante tiempo y al que le va tocando la hora de salir a los escenarios.

 

castlevania music

Javi junto al gran Oscar Araujo, compositor de la música de los últimos Castlevania

Etiquetas

Aun no hay comentarios

0

Lo siento, la caja de comentarios está desactivada